• ES/ES
  • Mi cuenta
La importancia de realizar una prueba de conducción al coche

La importancia de realizar una prueba de conducción al coche

Publicado el 05 oct, 2018

Leer más

Una prueba de conducción es la mejor forma de comprobar el funcionamiento de un vehículo, y lo que es más importante: si te sientes cómodo conduciéndolo.

Todos nuestros coches de alquiler a la venta son de hecho vehículos con prueba de conducción, porque sólo así se puede comprobar realmente el estado de un automóvil, y confirmar que las características serán las más adecuadas para su próximo dueño.

Prueba de conducción de coches de segunda mano: en qué fijarse

En primer lugar, te aconsejamos que realices la prueba a lo largo de varios días y reproduciendo no sólo las circunstancias de las que serán tu día a día con el coche, sino también algunas situaciones diferentes, siempre en un lugar acondicionado para ello.


1. Conducción por ciudad: callejea con el coche por los lugares que habitualmente recorras en tu lugar de residencia, prueba a aparcarlo y comprueba la capacidad del maletero y que el espacio interior del vehículo te resultan cómodos.


2. Conduce el coche por autopista y carretera. Es la única manera de ver cómo responde el motor en los adelantamientos y en general en viajes largos. Además sólo cuando alcanzas velocidad puedes observar ciertas vibraciones y defectos en las juntas.


3. Lleva el coche a un lugar seguro y donde no molestes a nadie, para poner a prueba cosas como la potencia del vehículo cuesta arriba, la dirección, los amortiguadores y los frenos.


La prueba de conducción no debe reducirse únicamente a sentarse al volante y conducir, es un tiempo precioso para familiarizarte con todas las funciones del coche y juzgar por ti mismo su estado con detalle.
Por ejemplo, si vas a dejar el coche a la intemperie durante la noche, especialmente en climas fríos, la prueba de conducción te permitirá reproducir las condiciones exactas y ver cómo reacciona el vehículo a primera hora de la mañana.


También debes fijarte en todas las funciones como luces parabrisas que funcionen correctamente, el estado de las llantas y todos los componentes eléctricos como la climatización, los elevalunas y por supuesto los testigos luminosos del salpicadero. Para terminar dale un repaso al exterior: observa el humo al arrancar y tras haber estado conduciendo, el estado de la carrocería y los cierres y juntas de las puertas y ventanas.

Archivo del blog

Otros artículos

Cosas que debes considerar en tu próxima prueba de conducción

Cosas que debes considerar en tu próxima prueba de conducción

Leer más

Trucos para saber cómo hacer una prueba de conducción completa

Trucos para saber cómo hacer una prueba de conducción completa

Leer más