• ES/ES
  • Mi cuenta
Leasing a largo plazo o comprar un vehículo usado ¿qué es mejor?

Leasing a largo plazo o comprar un vehículo usado ¿qué es mejor?

Publicado el 28 mar, 2018

Leer más

Entre los vehículos de alquiler a la venta, el leasing es una modalidad de contrato en la que el propietario se compromete a vender el coche al cliente, si éste así lo desea, en un determinado tiempo (normalmente tras 2 años de alquiler). Incluye una cláusula en la que se especifica que el cliente tiene el derecho (que puede ejercer o no) de comprar el coche que alquila.

Dos de las ventajas de los coches de leasing a la venta son las deducciones fiscales y las facilidades de su pago financiado. Tras el plazo estipulado, el cliente decide si compra o no, pagando la última cuota del contrato por el “valor residual” del vehículo. Si no está interesado en la compra pero quiere seguir usando el coche, puede renovar el contrato, o finalizar el contrato entregándoselo al propietario.

Leasing: objetivo comprar a medio plazo
Muchos de los vehículos para leasing son en realidad coches usados a la venta. En la mayor parte de los casos se trata de coches con poco tiempo de matriculación, o incluso directamente nuevos.

Con este tipo de contrato el propietario deriva en ti todos los derechos y obligaciones sobre el vehículo: a efectos de uso y mantenimiento, el coche es tuyo. Pero eso sí, a diferencia de la compra directa, el alquiler mensual del coche se convierte en un gasto a desgravarse. En resumen, éstas son las ventajas e inconvenientes los coches de leasing a la venta en España:

Ventajas del leasing
1. Deducciones fiscales (alquiler como gasto desgravable para autónomos)
2. Financiación de pago
3. Modalidad de contrato regulado legalmente (Ley 26/1988)

Inconvenientes del leasing:
1. Gastos de mantenimiento  e impuestos a cargo del arrendador
2. Seguro obligatorio a nombre del arrendador
3. Tiempo de contrato irrevocable

Otras opciones: compra de coches de segunda mano y renting
Como ya te habrás dado cuenta, el leasing funciona como opción intermedia entre la compra directa y el renting (donde la compra no se contempla inicialmente).

Renting: cambia de vehículo según lo que necesites
Si sólo alquilas, entre tus obligaciones no se contemplan el pago de impuestos ni tampoco del seguro o las reparaciones necesarias. Obviamente el precio no será el mismo, ni contarás con las ventajas fiscales ya mencionadas. Por otra parte, podrás cambiar de coche con mayor facilidad y tendrás todos los gastos cubiertos.

Comprar: la opción directa
Las ventajas de comprar un vehículo de segunda mano son muchas: si quieres puedes echar un vistazo en los artículos de nuestra página sobre venta de coches. Comparado con el leasing, al ser el propietario dispones de un coche con total libertad. Respecto a las ventajas fiscales, el gasto de alquiler deducible puede considerarse como una forma de desplazar temporalmente la cuota tributaria correspondiente al impuesto de sociedades. En realidad no ahorras en impuestos, sólo los pagas más tarde. Un leasing con compra puede acabar resultando más caro que comprar un coche usado con un crédito.

Archivo del blog

Otros artículos

¿Cuándo deberías plantearte comprar un coche de alquiler?

¿Cuándo deberías plantearte comprar un coche de alquiler?

Leer más

¿Qué es el sistema de inyección de combustible? ¿Cuándo usarlo?

¿Qué es el sistema de inyección de combustible? ¿Cuándo usarlo?

Leer más